Encontré el Restaurante La Juventud y Tú en mi primera vista a la isla de Las Palmas. Buscaba algo cerca de mi alojamiento y me llevé una grata sorpresa. Comida muy rica y un trato exquisito.